Según Cotizalia, la venta de Banco Madrid reabre la lucha de poder en Kutxa

Posted on 23 marzo, 2010

0


Cotizalia, la publicación digital que dio la exclusiva de la venta por KUTXA de su marca de banca privada, Banco Madrid, a una entidad andorrana y que recogió GIPUZKOA CONFIDENTIAL, asegura ahora que esta operación reabre las luchas de poder en la entidad guipuzcoana.

La adquisición por parte de KUTXA, en la desastrosa etapa de Fernando Spagnolo al frente de la caja, de la ficha bancaria de Banco Madrid ha resultado un auténtico fiasco. Para la venta de su banco privado KUTXA ha tenido que provisionar 170 millones de euros (28.285 millones de las antiguas pesetas) en el balance de 2009 del cañón que le dejó Monteverde Grupo Inmobiliario tras su concurso de acreedores (antigua suspensión de pagos). Los activos de esta promotora de inmuebles de lujo se sitúan en 600 millones de euros y su deuda se estima en 900 millones.

Según ha podido saber GIPUZKOA CONFIDENTIAL, la provisión del total de la deuda que mantiene la empresa en concurso con KUTXA se debe a la presión del Banco de España sobre las cajas para que provisionen en sus balances la totalidad de las operaciones en el sector inmobiliario que son de dudoso cobro. Algo parecido ocurrió con las operaciones especulativas de Lo Poyo y La Zerrichera, en Murcia. Un agujero de 220 millones de euros provocado por el impulso de operaciones inmobiliarias en zonas con distintos grados de protección medioambiental cuyas irregulares recalificaciones a cargo de sus ayuntamientos respectivos fueron después levantadas por los jueces o por otras administraciones superiores. En estos dos casos, KUTXA provisionó en su balance de 2007 87 millones de euros, el 43,8% de sus beneficios.

Según la información que publica Cotizalia (advertimos de que no ha podido ser contrastada por GIPUZKOA CONFIDENTIAL),  el peso de las negociaciones para deshacerse de Banco Madrid ha recaído en Carlos Tamayo, actual director general de KUTXA que ascendió al cargo con la llegada de Xabier Iturbe. La llegada de Iturbe, siempre según Cotizalia, truncó las aspiraciones de algunos directivos de la caja.

Cotizalia viene a señalar que Carlos Tamayo aspiraba a la presidencia de la caja tras la salida de Carlos Echepare  y que achaca a otro director general, Jesús María Iturrioz, el gran valido de Fernando Spagnolo, el no haber logrado su objetivo. Fueron precisamente Spagnolo e Iturrioz los que impulsaron la compra de Banco Madrid, adquirida a Deutsche Bank en 2001 por 23,4 millones.

Y fue a Iturrioz a quien Tamayo encomendó quitarse de encima este grano. El principal ejecutivo de Banco Madrid hasta su cese por KUTXA fue José Miguel Frade quien hizo extraños negocios con Juan Palacios, propietario de Viceroy en cuyo capital metió a KUTXA y con el que fue en una lista para asaltar la presidencia del Real Madrid. López Frade fue imputado por el fraude en el voto por correo y su anterior empleador, KUTXA, le metió una querella por un presunto delito de malversación y apropiación indebida de fondos durante su paso por Banco Madrid.

La entrada, impulsada por el entonces máximo ejecutivo de Banco Madrid, López Frade, de KUTXA en el capital de Munreco, la empresa propiedad de Juan Palacios, que además de la exclusiva de Viceroy distribuía también las marcas Sandoz y Maurice Laucroix, fue otro gran fiasco para la caja guipuzcoana. El fracaso en la estrategia de internacionalización de la firma por la que KUTXA pagó 45 millones de euros según consta en su memoria para hacerse con el 49% del capital hizo que el valor de la empresa bajara notablemente. Otras fuentes, sin embargo, aseguran que se pagaron 70 millones de euros.

Posteriormente, Juan Palacios recompró a KUTXA su participación del 49% por la que pagó, según algunos medios, cerca de 50 millones de euros.

Para que los lectores os hagáis una idea del nivelón de los antiguos directivos (los anteriores a que KUTXA tromara las riendas de su banco privado) del Banco Madrid os dejamos aquí un video que es una auténtica perla de una de las publicidades de la entidad. Hay que recordar que se trata de un banco privado y que sus clientes son medianas y grandes fortunas.

Muchos pensaréis que no hay una publicidad peor para un banco que busca atraer fortunas. Pues no, haberlo haylo. Y para que lo podáis comprobar os dejamos aquí esta otra perla.

Anuncios
Posted in: Uncategorized