Un socio preferente de Kutxa imputado en otro escándalo junto a los hijos del ex-alcalde de Marbella, Jesús Gil

Posted on 20 mayo, 2010

0


Javier Arteche, socio preferente de KUTXA en operaciones especulativas en la costa mediterránea, añade a su imputación en una pieza separada de la Operación Malaya más cargos, en esta ocasión en un presunto pelotazo relacionado con los hijos de Jesús Gil, el ex-alcalde de Marbella.

Según ha podido saber GIPUZKOA CONFIDENTIAL, el Juzgado de Instrucción número 1 de Marbella ha imputado a dos hijos del que fuera alcalde de la localidad malagueña Jesús Gil, junto a varios ex-ediles, Juan Antonio Roca (el de los cuadros de Miró en el water) y su amigo guipuzcoano, Javier Arteche, por un presunto pelotazo realizado cuando regía Marbella el dueño de Imperioso.

Este procedimiento judicial surge de la denuncia de la Fiscalía Anticorrupción que, tras las investigaciones realizadas por el Tribunal de Cuentas, descubrió una compleja operación que consistió en la compra por parte de varias empresas de un crédito del Ayuntamiento marbellí que fue pasando de mano en mano y que presuntamente permitió importantes plusvalías, además de blanquear 6 millones de euros.

En 1991, siendo alcalde Jesús Gil, el pleno del Ayuntamiento de Marbella aprobó una moción del GIL para expropiar una parcela, El Pinillo, supuestamente destinada a construir un palacio de congresos. Se pactó el pago a los propietarios de 500 millones de pesetas y en ese justiprecio se incluía la subrogación por parte del Ayuntamiento de un préstamo de 250 millones de pesetas que la finca tenía con el Banco Exterior de España. El crédito debía devolverse en cuatro años.

El Ayuntamiento marbellí pasó de pagar las cuotas y en 1997 una sociedad, participada por Juan Antonio Roca, el asesor urbanístico cabeza de la trama Malaya, y por una empresa de la que era administradora única la hija de Jesús Gil, compró el préstamo al Banco Exterior y se convirtió en acreedora.

En agosto de 1998, ocho meses después de que esta empresa comprara el crédito que tenía el Ayuntamiento con el Exterior y tras pasar el crédito por varias sociedades, todas ellas ligadas a la familia Gil, se firmó la reventa del crédito a Proinsa, vinculada a Javier Arteche, empresario guipuzcoano amigo de Roca e imputado en una pieza separada de  la Operación Malaya relacionada con la permuta de dos fincas realizada por el Ayuntamiento de Marbella y que supusieron un perjuicio para las arcas municipales superior a los 1,4 milones de euros y en la que también estaba involucrada Proinsa Desarrollo Siglo XXI.

Finalmente, gracias a la ingeniería financiera a la que tan acostumbrada está esta gente, la operación de reventa del crédito que pesaba sobre la finca se hizo con otra empresa de Arteche, Benamaina, que es la que se hace con el crédito. El Ayuntamiento sacó a subasta los terrenos de la finca El Pinillo (los que dieron origen al trajín del crédito con el Banco Exterior) y la puja quedó desierta. El Ayuntamiento entregó tres fincas segregadas de El Pinillo a la empresa de Arteche por 3 millones de euros una mañana y por la tarde se vendieron por 4 a una empresa de Luis Manuel Portillo.  Las plusvalías fueron in crecendo.  Portillo las vendió a otra de sus empresas por 17,4 millones de euros ocho meses después. Y después a otra también de él mismo por 29,4 millones. Finalmente, una empresa de Portillo fue la titular de una licencia para levantar 328 viviendas, con locales comerciales, parking y 20 chalés. Lo que era una expropiación para hacer un equipamiento público, el palacio de congresos, terminó siendo un pelotazo inmobiliario.

La Agencia Tributaria considera que, además de este chanchullo, la compleja operación de compra venta del crédito municipal permitió blanquear 6 millones de euros.

Javier Arteche, uno de los imputados en esta trama, ha sido durante décadas uno de los socios preferentes en operaciones especulativas de la KUTXA que era quien financiaba las adquisisiciones de terrenos para construir grandes promociones residenciales. Una de estas operaciones en las que KUTXA y Arteche fueron socios es la famosa de Lo Poyo, finca murciana donde la caja guipuzcoana tiene invertidos 115 millones de euros que se comerá con patatas, ya que ese espacio fue recalificado primero por el Ayuntamiento y por el gobierno murciano y el proceso fue invalidado después por tratarse de una zona protegida por la Unión Europea por sus valores naturales. La justicia investiga un posible soborno en este tema.

GIPUZKOA CONFIDENTIAL ha sabido por el Boletín Oficial del Registro Mercantil que en los días posteriores a que se conociera el encausamiento  de Javier Arteche en este nuevo sumario marbellí, Proinsa Desarrollo Siglo XXI, la empresa que aparece en el sumario, le ha cesado como consejero y apoderado y ha nombrado como presidente a la sociedad Rofsol, S.L. cuyo accionista único es otro socio preferente de KUTXA en operaciones especulativas y miembro también de la denominada trama vasca de la corrupción inmobiliaria, Luis Maya Galarraga.

El Boletín Oficial del Registro Mercantil viene reflejando en las últimas semanas un continuo goteo de ceses de Javier Arteche como presidente, consejero, apoderado o administrador de casi un centenar de empresas al objeto de evitar relacionarlas con el promotor imputado actualmente en dos procesos penales. Por su parte, KUTXA ha ido soltando lastre y adquiriendo el 100% de las sociedades de promoción urbanística que antes compartía con la llamada trama vasca.

Anuncios
Posted in: Uncategorized