La Mancomunidad de San Marcos debe 5.377.000 euros al Consorcio de Residuos de Gipuzkoa

Posted on 5 agosto, 2010

0


Según ha podido saber GIPUZKOA CONFIDENTIAL, la Mancomunidad de San Marcos, presidida por un concejal de Ezker Batua hasta hace unas semanas y actualmente dirigida por un concejal de la izquierda abertzale, debe 5.377.944 euros a Gipuzkoako hondakinak, el Consorcio de Residuos que aglutina a los ayuntamientos guipuzcoanos y a la Diputación.

La deuda corresponde a las cuotas que debía pagar San Marcos al consorcio correspondientes al periodo diciembre de 2009-abril de 2010 y a las que la actual dirección de San Marcos no ha hecho frente.

Es muy probable que la deuda sea mayor, en el caso, probable, de que San Marcos no haya abonado tampoco las cuotas de mayo y junio.

El conflicto entre la mayoría social de la Mancomunidad que representa a municipios que han apoyado el Plan Integral de Residuos Urbanos (PIGRUG) y una minoría, formada por Ezker Batua, su escisión Alternatiba y la izquierda abertzale, pero que hasta ahora ha logrado controlar la entidad, está generando graves problemas económicos.

Por una parte, ayuntamientos como Donostia-San Sebastián que, parajódicamente, tiene cedida aún la mitad de su representación en la Mancomunidad a Alternatiba, el partido de Duñike Agirrezabalaga, se niegan a abonar las facturas que le presentan los actuales responsables de San Marcos al considerar que no coinciden las toneladas recogidas en su municipio con las cantidades que se les liquidan. Esto está dañando seriamente la viabilidad económica de la Mancomunidad. Y, por otra, San Marcos se niega a pagar lo que le corresponde a Gipuzkoako hondakinak, consorcio al que pertenece, pero cuyos criterios de gestión de residuos no comparten sus actuales responsables que apuestan por el puerta a puerta y rechazan la incineradora.

El culebrón concluirá pronto, una vez que Urnieta apruebe en un pleno convocado por su alcalde (Ezker Batua) con intención obstruccionista para el 12 de agosto, tras rechazar que fuera debatido el tema en una sesión anterior, el cambio de su representante, actualmente de la izquierda abertzale por uno socialista.

El cambio, unido al aprobado en Lasarte-Oria que permitió sacar al hasta entonces presidente de la Mancomunidad, de Ezker Batua, permitirá restaurar las mayorías y que San Marcos vuelva a la senda del PIGRUG, plan con el que está de acuerdo la mayoría demográfica de los ayuntamientos integrados en la Mancomunidad.

Los partidos que pronto lograrán volver a hacerse con la mayoría de los representantes en San Marcos, PSE-EE, PNV y Hamaikabat, confían en que con la salida de los actuales gestores la gestión de los residuos en la Mancomunidad que aglutina a más municipios y a más población en Gipuzkoa vuelva a la senda de la normalidad. Lo primero que harán los nuevos gestores es una revisión de los criterios con que actualmente factura San Marcos la recogida del contenedor en el que se vierte la fracción de rechazo para averiguar porqué no coinciden las toneladas recogidas con lo facturado. También solicitarán una auditoría para conocer, entre otras cosas, los costes de las campañas a favor del puerta a puerta que se han realizado hasta ahora a costa de la Mancomunidad.

Otra tarea de los nuevos gestores será desmontar la estructura creada por Ezker Batua, Alternatiba y la izquierda abertzale que cesaron a los anteriores cargos de la Mancomunidad para poner a gente afín a sus tesis contrarias al PIGRUG.

Anuncios
Posted in: Uncategorized