Kutxa tiene la tercera tasa más baja de cobertura de las carteras de suelo de las cajas

Posted on 18 febrero, 2011

0


Kutxa invirtió 115 millones de euros en la finca Lo Poyo, junto al Mar Menor

A pesar de la solidez indiscutible de Kutxa, la entidad guipuzcoana es la tercera caja con menor tasa de cobertura para su cartera de suelo. Sus desastrosas inversiones especulativas en el Mediterráneo, especialmente en Murcia, con la compra de suelo agrícola o de zonas protegidas por la UE con vistas a su recalificación, que en la mayoría de los casos han acabado en los tribunales, ha puesto la nota negativa en la valoración realizada por la agencia Fitch.

Como reconoce la propia Kutxa en una nota de prensa fechada el 25 de enero, el informe emitido p0r Fitch a solicitud de la propia caja observa “una cierta exposición al valor del suelo inmobiliario que posee la Caja”.

Y es que Kutxa es la tercera caja que menos cubierta tiene su cartera de suelo. De los 262 millones de euros de valor en suelo, tiene cubierto 62,3 millones, lo que supone el 23,77%. Sólo dos entidades están peor cubiertas en este tema: Unnim, la entidad surgida de la fusión de las cajas de Terrasa, Manlleu y Sabadell, con la cobertura más baja de todas las cajas, el 20,9%. Y Caja Vital, con el 22,12%. La media en cobertura de su cartera de suelo del conjunto de las cajas es del 48,56%, por lo que la Kutxa no llega ni a la mitad.

CARTERA DE SUELO DE ENTIDADES FINANCIERAS
CAJAS DE AHORRO
ENTIDAD NETO COBERTURA
Banca Cívica 936 535,4
Banco Base 838 532
La Caixa 1.774 591
Caja Madrid 3.016 2.095
BBK 317,9 243,3
Caja3 282 89
CatalunyaCaixa 2.106 1.093
Caja Duero 288 125
Caixa Galicia 1.157,9 389,7
Ibercaja 425 185
Kutxa 262 62,3
Mare Nostrum 1.361 537
Unicaja 512,2 182
Unnim 660 138
Caja Vital 113 25
TOTAL CAJAS 14.048 6.823

Datos en millones de euros

La concentración de riesgo en sus inversiones de suelo de la Kutxa en Murcia dificulta enormemente la cobertura de estos “activos”. La Comunidad Murciana es donde más se ha derrumbado el valor del suelo, un 83,6% desde máximos, y es una de las pocas regiones donde el precio de los solares no ha comenzado a  recuperarse.

Tal y como ha publicado GIPUZKOA CONFIDENTIAL, las inversiones en suelo que realizó Kutxa cuando Fernando Spagnolo ostentaba la presidencia han resultado un fiasco. En varias de ellas, intervinieron varios empresarios de la conocida como “trama vasca” de la corrupción urbanística. Incluso, el propio Juan Antonio Roca, cerebro de la red marbellí, participó en alguna de las operaciones de compra e intento de recalificación de varias fincas murcianas que terminaron en los tribunales. Concretamente, el juez investiga la participación de Roca en la trama que buscaba recalificar 510 hectáreas de terreno rústico en Lo Poyo, junto al Mar Menor. Kutxa pagó 115 millones de euros por los terrenos que finalmente no fueron recalificados. La fiscalía abrió diligencias tras una denuncia del PSOE que consideraba que los compradores de esas 510 hectáreas podían tener garantías de su recalificación para pagar semejante suma de dinero.

Otra finca murciana propiedad de Kutxa es La Zerrichera y por la que pagó 128 millones de euros con el objeto de promover 3.000 viviendas, un hotel de lujo y un campo de golf. La zona está catalogada por la Unión Europea como LIC (Lugar de Interés Comunitario) por lo que, a pesar del interés de varios altos funcionarios del gobierno murciano que fueron procesados por prevaricación, la recalificación no prosperó. Por si fuera poco quien vendió a Kutxa los terrenos está acusado por los agricultores que eran los propietarios originales de quedarse con los 128 millones de euros de la Kutxa y no haberles pagado a ellos.

Altísima tasa de morosidad en ladrillo

Por otra parte, la tasa de morosidad del crédito destinado a la promoción y la construcción por parte de Kutxa es la segunda más alta de todas las entidades, con un 25,5%.  Sólo superada por BBK si se le incluye la adquirida CajaSur, que es del 45,5%. La media ponderada de todas las entidades en este último striptease de la banca cuyos resultados se conocieron a finales de enero es del 17,5%.

Tal y como publicó Cinco Días, tomando como base la nueva información de las entidades que ya se han desnudado, se constata una tasa de morosidad en el ladrillo muy por encima de lo que hasta ahora se había reconocido. En concreto, la tasa de morosidad en el crédito destinado a la promoción inmobiliaria y a la construcción es del 15,5% en La Caixa, 14% en Catalunya Caixa, 22,4% en el Banco Base, 22,7% en Novacaixagalicia, 20,8% en Caja España Duero, 15,3% en Banco Sabadell, 18% en el Banco Financiero y de Ahorros, 12,7% en Banca Cívica, 12,5% en Ibercaja, 17,8% en Unnim, 12,3% en Unicaja, 45,5% en BBK (incluyendo Cajasur), 10,5% en Banco Mare Nostrum, 25,7% en Kutxa, 12,9% en Caja Vital, 21,3% en BBVA, 17% en Banco Santander, 11,6% en Banco de Valencia y 11,9% en Bankinter.

Frente a estos datos declarados (la media ponderada es del 17,5%), la tasa de morosidad en promoción inmobiliaria y construcción que reflejan las estadísticas anteriores al desnudo integral de enero  del Banco de España (referidas al tercer trimestre de 2010) es del 11,4% para el total de entidades de crédito (12,2% para bancos y 10,9% para las cajas de ahorros). Por tanto, tras el destape, la tasa de morosidad en el ladrillo ha aumentado seis puntos porcentuales: del 11,4% al 17,5%.

Anuncios
Posted in: Uncategorized