Las subcontratas guipuzcoanas estudian unirse contra la morosidad de las constructoras

Posted on 15 octubre, 2015

0


Estacion

Según ha podido saber Gipuzkoa Confidential son numerosas las empresas subcontratistas de Gipuzkoa molestas por la actitud de varias empresas constructoras del territorio que les exigen para participar en obras financiadas por la administración que acepten el pago a 6, 7 y hasta 10 meses, cuando la ley exige que las facturas en ningún caso sean abonadas en un plazo  superior a 60 días. La paradoja es que las administraciones pagan las certificaciones de obra actualmente en tiempo record: La administración central a 11,74 días de media, el Gobierno Vasco a 2,38 días, la Diputación Foral de Gipuzkoa a 6,64 días y ayuntamientos como el de San Sebastián a 4,33 días, según los datos últimos facilitados por el Ministerio de Hacienda.

Esta práctica abusiva de las principales constructoras guipuzcoanas, que también se da en las del Estado (ver informe de la Plataforma contra la Morosidad), causa graves perjuicios a las pequeñas y medianas subcontratas que sí cumplen con la Ley de Morosidad y que pagan a sus suministradores en el plazo legal.

Estamos ante un claro fraude

Las subcontratas consideran que las constructoras se financian a costa de ellas y plantean exigir a las administraciones vascas (Gobierno Vasco, Diputaciones y ayuntamientos) que exijan a las empresas adjudicatarias para abonar las certificaciones de obra comprobantes de haber abonado en plazo las facturas a sus subcontratas. “De lo contrario estamos ante un claro fraude. Las administraciones pagan en tiempo con nuestro dinero, el de todos los contribuyentes, y, sin embargo, permiten que las empresas constructoras nos paguen a los 6 , 7, 8, o incluso a 10 meses”. “Además, si no pasas por el aro y aceptas cobrar fuera de lo que marca la ley siempre habrá alguna otra empresa necesitada de carga de trabajo que trague, con lo que las constructoras tienen la sartén por el mango y se financian gracias a las pequeñas empresas” coinciden en señalar varios subcontratistas contactados por Gipuzkoa Confidential.

El descontento entre los subcontratistas guipuzcoanos es tal que están trabajando para crear una asociación para defender sus intereses y evitar esta práctica contraria a la competencia, dada la pasividad de las administraciones y de la propia patronal guipuzcoana ADEGI. “No se puede tolerar que alguien cobre un dinero público a 4 días de presentar la factura y pague a sus proveedores a 300 días. Está financiando su circulante con dinero público y hundiendo a las empresas pequeñas que cumplen lo que marca la ley. Pero, ellos juegan con la división y la competencia entre los subcontratistas que no se atreven a denunciar la situación porque muchas necesitan trabajar y, además, tienen medio a represalias por parte de las constructoras” ha señalado uno de los promotores de la nueva asociación de subcontratistas a Gipuzkoa Confidential.

Anuncios
Posted in: Uncategorized